Envíos GRATIS Peninsula pedidos + 40
Hasta 15 días para hacer devoluciones

El estrés es una enfermedad de nuestros días que nos afecta a todos por igual. Ya sea por el trabajo o por la velocidad de la vida diaria, es habitual que sintamos esa presión en el pecho y en la cabeza. Pues bien, para estos casos, lo mejor siempre pasa por la desconexión. Buscar un hueco para ti a lo largo de tu ajetreado día y dedicarte en cuerpo y alma a hacer algo que te distraiga y que te relaje. ¿No sabes por dónde empezar? Nosotros te damos cinco ideas que te ayudarán a vivir la vida de otra manera.

Libera la mente con un puzzle

La primera idea te encantará. No tienes por qué hacer el puzzle tú solo, también puedes avisar a tu pareja, a un familiar o a tus compañeros de piso. Lo bueno que tienen los puzzles es que se pueden hacer entre varios. Mucha gente no se ha llegado a plantear todas las ventajas que tiene esta actividad, pero no son pocas.

Música suave de fondo, o tal vez algún podcast que te guste, y ya lo tendrías todo para realizar una actividad muy calmada. Los motivos están claros: te exige concentración, utilizarás las manos (algo que siempre relaja mucho) y pasarás un tiempo alejado de móviles o de dispositivos electrónicos. Será como una desconexión.

Coloreando inconscientemente mandalas

Tal vez dibujar no sea lo tuyo, pero que eso no te preocupe, seguro que colorear se te da mejor. Los mandalas son esas formas geométricas que se pueden colorear en su interior, dando lugar a bonitos murales y conjuntos de colores.

La pintura subconsciente es muy oportuna, porque te ayuda a liberarte un poco de reglas y de normas y te permite hacer lo que te apetezca. Elige las combinaciones que prefieras para expresar un poco de tu mundo interior en el mandala. Verás que es una práctica muy entretenida y especialmente liberadora.

Lee un buen libro

La lectura siempre ha sido uno de los entretenimientos clave en nuestra sociedad. Aunque hoy en día han sido muy desplazados por las series y películas, lo cierto es que un libro te da otro tipo de cosas que no te dan estas. Es absorbente, te exige concentración y, por ese mismo motivo, te distrae de tus preocupaciones y de tus problemas.

Esto hace que sea una opción excelente si estás buscando una relajación o una distracción de tus problemas del día a día. Puede ser tu ritual de desconexión: enciendes una vela, te preparas una infusión y te pones a leer durante media hora o una hora un buen libro. Suena apetecible, ¿verdad?

Elige y cuida plantas de interior

Todo el mundo coincide al señalar una misma evidencia: las plantas alegran la casa, te dan una sensación visual más agradable y te ayudarán a relajarte. Ahora bien, ¿qué te parece si en lugar de ser solo un elemento decorativo pasan a exigirte más atención y cuidado?

Piensa que no basta con regarlas. A veces hay que podarlas, comprobar que se encuentren bien, trasplantarlas, ponerles abono, etc. Puede ser un proceso complejo que te exija una total atención. Precisamente por eso, será una excelente distracción. Además, tiene un punto muy saludable de conexión con la naturaleza que te ayudará a alejarte un poco de tus problemas más mundanos.

Hay otra cosa interesante en el cuidado de las plantas: no deja de suponer el desarrollar una nueva habilidad y un nuevo conocimiento. Es decir: se convertirá en tu hobby. Motivo por el cual será muy buen recurso para escapar de tus preocupaciones y refugiarte en la calma que te den tus nuevas amigas.

Relax en el baño

Vamos con la última idea que, más que una actividad, puede ser un ritual para cortar de raíz con un día estresante: darte un baño. Como lo oyes. Sales de baño, unas velas, un poco de música, una copa de vino o una bebida que te guste y un rato solo para ti. Ese puede ser el plan.

Los autocuidados son muy recomendables para sentirte un poco mejor y recobrar algo de energía. Te volverán a poner las pilas a tope y te ayudarán a sentirte preparado para retomar todo el estrés diario del mundo.

Puedes aprovechar este momento de intimidad para desconectar y para cuidar un poco tu piel, aprovechar para hidratarla correctamente o aplicar otros tratamientos de belleza. Ya verás que sales del baño como si fueses otra persona, totalmente preparado para retomar con fuerza su vida diaria.

En conclusión, el mundo moderno está cargado de focos de estrés que pueden alterar nuestro día a día y afectar negativamente a nuestra salud mental. Por eso, es imprescindible saber lidiar con ellos y afrontarlos cuando se presentan. Estos recursos te ayudarán a que los picos de estrés no sean tan pronunciados y si con estos no te es suficiente, prueba a darte algún capricho en nuestra tienda online de tallas grandes para mujer y verás que te sentirás como nueva 😉

Nuestras oficinas

C/ Depósitos 16, Local. Madrid, Getafe 28903
Teléfono: 91 277 1237 | WhatsApp: 655 178 265
Correo: info@corazonxltallasgrandes.es

 

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No products in the cart.

Seguir comprando